Historias Exitosas *

*Nota: Se trata de una experiencia personal. Los resultados en la pérdida de peso pueden variar de persona a persona.

Nancy Barbara

¿Cómo contar mi historia exitosa? Creo que lo principal para entender todo lo que gané y la dimensión del “éxito” que tuve, es saber desde donde partí.

El 2020 me encontró con 25 kilos de sobrepeso y la cuarentena sumó otros 6; a principios de julio el nivel de estrés cotidiano se manifestaba con insomnio o migrañas diarias que automedicaba, los triglicéridos estaban en 480 mg/dl, subir una escalera demandaba demasiado esfuerzo, provocaba fatiga y dificultad para respirar. Pesaba 100,600 kilogramos, tenía 93 cm de cintura y 123 cm de cadera, y nada de voluntad para hacer cualquier actividad física.

“Si siempre hacés lo que siempre hiciste, siempre obtendrás lo que siempre obtuviste” Y un día dije BASTA. Quizás fue por una foto que me sacaron, quizás ya estaba harta, quizás encontrar la publicidad de DC en el momento junto y oportuno… El 12 de julio inicié el plan totalmente decidida a cambiar y lo logré, lo logramos; porque nada hice sola. Esa página que se presentaba ante mí, que al comienzo parecía un laberinto con mil recursos escondidos por descubrir y todo un equipo de profesionales para acompañar y guiar este nuevo camino a transitar, fue la clave para estar hoy escribiendo esta historia.

Lo primero que me atrapó (soy docente) fue la sección de Educación y las notas que me ayudaron a reflexionar y conocerme más. Tenía todos los malos hábitos que se pueden tener: desorden en las comidas (me salteaba varias), mis porciones eran muy generosas, mi dieta era rica en carbohidratos y pobre en verduras y frutas, y era totalmente sedentaria. Los zoom de Gaby fueron mis favoritos; en ellos descubrí mis 2 enemigos fuertes: “la vergüenza” a aceptar que estaba “gorda”, “obesa”, a mirarme de cuerpo entero; y “el miedo” a fracasar y no lograr revertir la situación.

“Si querés hacer algo, pero tenés miedo… Hacelo con miedo, pero HACELO!!”

Roxana (mi nutri) y todas las nutricionistas que llevan adelante los zoom y los chats, con su paciencia fueron excelentes guías, siempre proporcionando ideas para facilitar el camino y alcanzar los objetivos. Nunca pasé hambre, y seguí el plan rigurosamente eligiendo comer rico y saludable: mucha fruta, mucha verdura, pocos carbohidratos y 0 grasas. No me salteo más comidas: desde el primer día tengo alarmas en el celu y el reloj que me mantienen enchufada; y no salgo de casa sin una colación saludable por las dudas.

Las rutinas de la Entrenadora se llevaron todas las malas palabras, esas estocadas que tanto costaban, esos minutos de caminata que parecían eternos fueron el puntapié inicial para romper la quietud y por obligación, y por gusto, encontrar la voluntad para moverme todos los días un poco más. Con el tiempo se transformaron en caminatas de 6 a 10 km, bicicleteadas de 30km, rutinas de spinning de 40/60 minutos. Ya no me miento ni me pongo excusas, 5 veces por semana haga al menos 1 hora de AF.

Hoy tengo 30 kilos menos (76 cm de cintura y 102 cm de cadera), mis valores de triglicéridos desde octubre están normales (84mg/dl), hace más de 5 meses que descanso muy bien y no sufro migrañas, me volví una mamá que ríe, trepa a los árboles, juega a la pelota y en la playa, pasea en bicicleta y baila… Hoy, como aquel 12 de julio, sigo diciéndome “SOLO POR HOY”

Gracias a todos los que acompañaron y continúan acompañando este camino…

*Nota: Se trata de una experiencia personal. Los resultados en la pérdida de peso pueden variar de persona a persona.

Completa tu

Perfil Nutricional

X

Te invitamos a recibir Tips
y Consejos Nutricionales ¡GRATUITOS!

Recibí a tu casilla de mail todas las novedades y consejos que necesitás para mejorar tu dieta, ¡Además de descuentos especiales pensados para vos!